Entradas recientes: Eloy Caballero

    Tocino y velocidad

    Tocino y velocidad

    Va uno soltando amarras, así, como quien no quiere la cosa En un pispás, adiós al paraíso de la infancia, al país de Nunca Jamás Allí seguirá Peter Pan, jugando al poliladra y al churro, churrera Sacando frendis del redondel con su chavo de hierro Y cambiando estampas de animales y futbolistas Con la nueva […]

    Radio Marte

    Radio Marte

    A la hora de la comida En Radio Marte Dan el parte Cuentan cosas de la vida De la gente del planeta rojo Eligieron cosmo-papa Se arregló la pata un cojo Se cosechó la patata Se puso el alma en remojo En nuestra terraza con vistas al ecuador sintonizamos la onda y hacemos traza de […]

    O sea, flipo

    O sea, flipo

    ¿Qué? Lombrices en las cejas y tocino en el alma Boinas en los pies y humo en la camisa Grasa en las rodillas y vermú para el perro Churros en el aire y asfalto en la cocina Sed, mucha sed Urracas que van a la peluquería Gafas de culo de vaso que muestran la verdad […]

    Vienen cabras en tropel

    Vienen cabras en tropel

    Por entre los cartones viejos de la abadía Por las ventanas rotas de la nunciatura Por las huertas de melones y sandías Por las avenidas de la amargura Por los huecos de los ascensores quejumbrosos Por los soportales de la plaza principal Por las pensiones de la carretera general Por las almenas de los torreones […]

    Imposible el agua

    Imposible el agua

    Agua imposible en el amanecer del siglo. Emana un sentimiento de pena y decidido estoy a anotarlo todo. Sí. Para luego contarlo, pues que otra pobre cosa puede hacer un gacetillero. Imposible el vino de ese color verde. Añadas venenosas que crecen en las cepas del sueño anotado. Sopor de vasos a medio terminar, turbios […]

Proyecto STARDUST

Búsqueda de partículas interestelares: Proyecto STARDUST

El principal elemento del proyecto STARDUST es la sonda STARDUST (polvo estelar), que fue lanzada por la NASA en 1999 con el objetivo de recoger polvo de la cola (o de la cabellera, como también se acepta en español) del cometa Wild-2 y traerlo de vuelta a la Tierra para su análisis en laboratorio. La sonda alcanzó la cola del cometa y para “atrapar” esas partículas de polvo, desplegó un mosaico de paneles de aerogel, una espuma ligerísima en la que las diminutas partículas pudieran quedar embebidas para luego ser localizadas y recuperadas una vez traídas de vuelta a los laboratorios de la Tierra.

STARDUST terminó su tarea con éxito y su última etapa descendió finalmente en paracaídas sobre el estado de UTAH y se recogieron miles de partículas de tamaño variado de la cabellera del cometa. Pero antes del encuentro con la cola del cometa y para aprovechar mejor el viaje, se abrieron los paneles de STARDUST para recoger partículas del medio interestelar y se estima que puede haber atrapado varias docenas, las primeras de esa naturaleza que llegan a la Tierra en un estado más o menos prístino.

Interés por el estudio de las partículas interestelares

El interés por el estudio de estas partículas del medio interestelar se debe a dos factores: en primer lugar su antigüedad, puesto que se formaron antes que el propio sistema solar, y por tanto tienen una edad de más de 4.600 millones de años; en segundo lugar su origen, ya que seguramente nacieron en los núcleos de otras estrellas.

Como buscar una aguja en un pajar

El gran desafío técnico consiste ahora en encontrar esas pocas partículas, del tamaño de micras, embebidas en los paneles de aerogel. Por el momento se han analizado alrededor de un tercio de las placas y parece que solo hay cuatro candidatas serias.

La detección es un proceso de análisis o inspección visual de los paneles que ha de llevarse a cabo de una forma completamente analógica y no existe computador capaz de realizarlo. El análisis requiere el ojo humano entrenado y sus dotes de observación, atención y sentido común.

Por otra parte, si el problema se acometiera de forma digamos, tradicional, con la observación de un pequeño trozo de panel al microscopio, el análisis, el cambio de posición, el subsiguiente análisis…etc, tendríamos que realizar 1.600.000 cambios de microscopio, labor que llevaría en el mejor de los casos varias décadas.

Que no cunda el pánico

Pero los científicos del STARDUST conservaron la calma y propusieron la solución denominada Proyecto STARDUST@Home, que consiste en lo siguiente.

Mediante un microscopio escáner automatizado se toman las imágenes (en realidad breves películas a lo alto del espesor) de los paneles de aerogel en pequeños trozos de unas 200×200 micras. A estas filmaciones se las denomina “Focus Movies”. Dadas las dimensiones de los paneles, se necesitarían un total de aproximadamente un millón de estas imágenes. Demasiado trabajo para un equipo de varias personas.

Pero en la era de internet y a través de los navegadores web es posible servir esas imágenes a un amplio número de usuarios cualificados y repartir así la ingente cantidad de trabajo. De una forma sencilla el navegador puede contener un pequeño “applet” que permita proyectar la “Focus Movie” y registrar las coordenadas del “click” del usuario en caso de detección. Esto permite a los responsables del proyecto ir directos al grano (o a la partícula), que en este caso podría estar en las zonas en las que los usuarios hacen “click”.

En la parte 1 de nuestro video te hacemos una presentación general del proyecto STARDUST.

Cualificación

Como hemos dicho antes, la cualificación necesaria no tiene una gran componente técnica, sino más bien de capacidad de observación, atención y sentido común. Aun así, para registrarse como usuario en la web del programa se requiere realizar un tutorial con ejemplos preparados en laboratorio y someterse después a un test o examen. En la parte 2 de nuestro video, te contamos paso a paso en que consiste el tutorial y el examen.

Motivación y actitud mental

Como en todos los proyectos de colaboración o voluntariado virtual, la condición sine qua non es que te guste y que te lo pases bien. Si este requisito no se cumple, lo demás no tiene sentido y en ese caso lo mejor es no empezar. Además y como en toda investigación realmente puntera, los resultados son bastante inciertos, el proceso bastante tedioso y se requiere paciencia y sentido del humor a raudales.

Existen unas ciertas formas de reconocimiento y crédito. Si tienes suerte y encuentras una partícula, tu nombre aparecerá en las publicaciones relacionadas y en este caso incluso podrás bautizarla tú mismo. Pero sin duda esto por sí solo no es un elemento realmente motivante y lo ideal es que te guste el espíritu del proyecto, que está abierto a la participación general y que comunica muy bien esa visión de la ciencia como gran empresa común de la humanidad que deja pequeñas esas divisiones artificiales del día a día como la ideología, el credo y las fronteras.

Anímate y conviértete en buscador de partículas interestelares con el programa STARDUST@Home (http://stardustathome.ssl.berkeley.edu/)

Comments

So empty here ... leave a comment!

Deja tu comentario aquí:

Sidebar



A %d blogueros les gusta esto: