Suscripciones:

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

    Únete a otros 5 suscriptores

    Entradas recientes: Eloy Caballero

    Eternalismo y perspectiva temporal

    Eternalismo y perspectiva temporal

    Espacialmente hablando, si dirigimos la mirada a lo lejos y contamos con la diferencia de alturas apropiada, nuestra vista divisa una apreciable perspectiva. Abstraigámonos por un momento y pensemos en un espacio completamente congelado, estático, sea eso lo que sea. Aunque nada en el universo parece estar en estado estático, parece que nuestra mente si […]

    Pánico en playa dinosaurio

    Pánico en playa dinosaurio

    He aquí la versión en alta definición del collage que acompaña a mi artículo sobre simbología en la película Jurassic World. Los materiales usados tienen origen diverso. La playa y el cielo son un fondo de pantalla de wonderfulengineering.com. La mujer que duerme en la palmera es de un anuncio de revitalizante. El dinosaurio es […]

    El capitán Ajab y la conciencia desequilibrada

    El capitán Ajab y la conciencia desequilibrada

    Herman Melville plantea su novela, Moby Dick, como una alegoría de la sociedad de su tiempo. La sociedad tecnológicamente avanzada se ha lanzado a la explotación indiscriminada de los recursos naturales porque está cegada por el dinero. Los señores tienen ansia de lucro para mantener su posición controladora; los mandos intermedios implementarán las órdenes a […]

    Inteligencia, codicia y crisis financiera

    Inteligencia, codicia y crisis financiera

    Uno de los contrasentidos más grandes de la reciente crisis financiera que no terminamos de superar es el misterio de la inteligencia mal empleada, que se puede resumir así: Siendo evidente que cada vez la gente está más preparada y con más estudios, y que cada vez contamos con más medios auxiliares, es decir, que […]

    El lamento del vendedor

    El lamento del vendedor

    Grité mi súplica en medio del atasco al tipo que conducía el porche-cayén. Expuse mis cuitas al panadero que preparaba la primera hornada del día a una hora indecente. Se lo conté al boticario y a la practicanta mientras jugábamos al mus en la mesa camilla de la trastienda. Pinté un esquema del pozo que […]

Sexo en la publicidad III

Simbolismo freudiano y sexo en la publicidad

Después de las primeras entradas sobre sexo en la publicidad, continuamos la serie con esta nueva recopilación de ejemplos, sin insistir ya en las bases “teóricas”. Recordaremos simplemente que el contenido subliminal de tipo sexual apela a nuestros instintos reproductores (que ya habíamos convenido en que eran los más fuertes de la especie junto a los de supervivencia) y ayuda a que el mensaje burle los controles del cerebro racional y provoque que el lector o espectador (potencial consumidor) asocie el consumo del producto anunciado a la realización del acto sexual y por tanto a la satisfacción de ese instinto primario. Nos centraremos en este caso en el uso de simbología de tipo “freudiano” (1) en los anuncios gráficos y comenzaremos hoy con los de corte más clásico.

Método para una publicidad subliminal sexual eficaz

Tras la revisión de numerosos ejemplos, no es difícil concluir que se trata de un método más o menos sistematizado, que consta de tres elementos principales. Pero antes de analizar y comentar estos elementos, vamos a ilustrarnos primero con el video que recopila bastantes ejemplos. En esta ocasión he procurado seleccionar casos de la época clásica de la publicidad y dejo para más adelante los ejemplos modernos.  Primero el video y veremos después si vuestro análisis coincide con el mio.

Y los tres elementos del método son:

  1. Modelos. El peso del anuncio recae normalmente sobre la modelo femenina que realiza alguna acción sugerente relacionada en mayor o menor medida con el producto anunciado. Esta relación puede ser sutil, vaga o equívoca, pero siempre conserva ese hilo de conexión con el producto que va a permitir que el mecanismo de asociación del consumidor se active. La modelo representa el elemento femenino del acto sexual metafórico que va a tener lugar con el consumo. En algunos casos también se sustituye o se complementa a la modelo con algún tipo de simbología adicional, que realizará la función del órgano sexual propiamente dicho.
  2. Artefactos.  Junto a la modelo aparece un artefacto u objeto (puede haber varios, pero siempre hay uno destacado) que simboliza el elemento masculino y que responde a lo que se conoce técnicamente en psicología como simbolismo freudiano. A veces también el elemento femenino se representa con un objeto, incluso aunque la mujer como modelo ya esté presente. Esta separación disimula la conexión en el plano racional y descarga todo el trabajo de asociación en el inconsciente, cosa para la que está perfectamente capacitado. Por ejemplo los objetos alargados representarían al pene y los objetos huecos o curvos a la vagina. También es posible la simbología a través de la representación lingüística, como veíamos en el anterior artículo de esta serie con el uso del sintagma: “La apertura más grande de España”, por parte de una cadena de electrodomésticos.
  3. Dinamismo escénico. Finalmente la composición, aunque sea una escena estática, se dota de un dinamismo gráfico que ayuda a crear en la mente del lector la metáfora completa del acto sexual. La forma más habitual de hacerlo es mediante una combinación de varios factores, como por ejemplo:
  • El emplazamiento de los objetos simbólicos masculinos justo sobre las zonas erógenas de la modelo, apuntando hacia ellas, o al menos en posición claramente identificable con el estado de predisposición al acto sexual.
  • La posición relativa, las miradas, las expresiones faciales y los ademanes de ambos modelos que emulen actitudes propias del cortejo o la seducción y faciliten al inconsciente la transición hacia una simulación metafórica del acto sexual.

Estos son los tres puntos indispensables que todo anuncio que haga uso de estas técnicas tiene que emplear para lograr la reacción inconsciente en el lector.

El paseo de la ejecutiva por la mesa del consejo de dirección

La eficacia total no existe en publicidad subliminal

Como siempre ocurre en el caso de la publicidad subliminal nadie puede asegurar que la eficacia de estas técnicas sea del 100%. Ya hemos discutido esto en los comentarios asociados a los artículos anteriores de la serie. Creo que el símil que yo usaba era que para recoger primero hay que sembrar; y en efecto, parte de la semilla no germinará. No todos los lectores son iguales. No todos los días una persona se encuentra igual de susceptible o de impresionable.

Lo que es indiscutible es que anunciantes y agencias han recurrido y siguen recurriendo a estas técnicas de forma asidua, como espero que demuestre la abundante exposición de casos, tanto pasados como presentes.  Os espero en la próxima entrada sobre sexo y publicidad subliminal.

Infografía sobre los métodos para el uso del sexo en la publicidad

(1) La expresión simbolismo freudiano se viene usando desde la popularización de los trabajos de Sigmund Freud (1856-1939) sobre interpretación de los sueños, pero en realidad el uso metafórico de imágenes u objetos con significado sexual es tan viejo como la misma civilización. Por ejemplo en la literatura picaresca medieval se aludía a la zona genital femenina como un prado, un bosque, un claro, un jardín que hay que cuidar, un campo que hay que arar…

Comments

So empty here ... leave a comment!

Deja tu comentario aquí:

Sidebar



A %d blogueros les gusta esto: