Entradas recientes: Eloy Caballero

    El hombre que midió la Tierra

    Querido hijo: El progreso de mi ceguera es ya innegable y me temo que irreversible. Esta mañana me visitó de nuevo Afar, el médico del faraón y tras diagnosticarme una subida de agua a los ojos, me ha prescrito un tratamiento a base de polvos de galena y granito que sobradamente sé que no tendrá […]

    Neoplatonismo e imagen

    En esta infografía he intentado recoger los principales postulados neoplatónicos referentes a la vista como sentido principal, al viaje del alma en la encarnación, al fenómeno del enamoramiento, al mal de ojo y a la importancia de las imágenes en los procesos de comunicación e influencia sobre los otros.

    Planeta de exilio

    Lo admito. Para ser un planeta de exilio, O-Beja no está nada mal. A la parienta y a mí empezaron echándonos de nuestro pueblo de siempre, Villanueva del Carajal, porque guisábamos caracoles en salsa algunos domingos. Sí, hombre, sí, caracoles a la manera de La Mancha manchega, con picante y chorizo. En aquella época ya […]

    El mediador cósmico

    El mediador cósmico es un tema del arte antiguo común a Mesopotamia y Egipto, y se extiende desde el milenio IV a.c. hasta la época del apogeo persa del siglo V a.c. Se puede encontrar en inscripciones y relieves normalmente asociados a templos o lugares sagrados.  Un dios, o un héroe domina a dos leones […]

    Dos problemas temporales: duración y simultaneidad

    Poincaré identificó en 1898 los dos problemas fundamentales relativos al tiempo como magnitud física clásica con una dimensión escalar: El problema de la duración: ¿Es un minuto de hoy igual que un minuto de hace diez millones de años? El problema de la simultaneidad: ¿Es el ahora de aquí igual que el ahora de la […]

Sexo en la publicidad III

Simbolismo freudiano y sexo en la publicidad

Después de las primeras entradas sobre sexo en la publicidad, continuamos la serie con esta nueva recopilación de ejemplos, sin insistir ya en las bases “teóricas”. Recordaremos simplemente que el contenido subliminal de tipo sexual apela a nuestros instintos reproductores (que ya habíamos convenido en que eran los más fuertes de la especie junto a los de supervivencia) y ayuda a que el mensaje burle los controles del cerebro racional y provoque que el lector o espectador (potencial consumidor) asocie el consumo del producto anunciado a la realización del acto sexual y por tanto a la satisfacción de ese instinto primario. Nos centraremos en este caso en el uso de simbología de tipo “freudiano” (1) en los anuncios gráficos y comenzaremos hoy con los de corte más clásico.

Método para una publicidad subliminal sexual eficaz

Tras la revisión de numerosos ejemplos, no es difícil concluir que se trata de un método más o menos sistematizado, que consta de tres elementos principales. Pero antes de analizar y comentar estos elementos, vamos a ilustrarnos primero con el video que recopila bastantes ejemplos. En esta ocasión he procurado seleccionar casos de la época clásica de la publicidad y dejo para más adelante los ejemplos modernos.  Primero el video y veremos después si vuestro análisis coincide con el mio.

Y los tres elementos del método son:

  1. Modelos. El peso del anuncio recae normalmente sobre la modelo femenina que realiza alguna acción sugerente relacionada en mayor o menor medida con el producto anunciado. Esta relación puede ser sutil, vaga o equívoca, pero siempre conserva ese hilo de conexión con el producto que va a permitir que el mecanismo de asociación del consumidor se active. La modelo representa el elemento femenino del acto sexual metafórico que va a tener lugar con el consumo. En algunos casos también se sustituye o se complementa a la modelo con algún tipo de simbología adicional, que realizará la función del órgano sexual propiamente dicho.
  2. Artefactos.  Junto a la modelo aparece un artefacto u objeto (puede haber varios, pero siempre hay uno destacado) que simboliza el elemento masculino y que responde a lo que se conoce técnicamente en psicología como simbolismo freudiano. A veces también el elemento femenino se representa con un objeto, incluso aunque la mujer como modelo ya esté presente. Esta separación disimula la conexión en el plano racional y descarga todo el trabajo de asociación en el inconsciente, cosa para la que está perfectamente capacitado. Por ejemplo los objetos alargados representarían al pene y los objetos huecos o curvos a la vagina. También es posible la simbología a través de la representación lingüística, como veíamos en el anterior artículo de esta serie con el uso del sintagma: “La apertura más grande de España”, por parte de una cadena de electrodomésticos.
  3. Dinamismo escénico. Finalmente la composición, aunque sea una escena estática, se dota de un dinamismo gráfico que ayuda a crear en la mente del lector la metáfora completa del acto sexual. La forma más habitual de hacerlo es mediante una combinación de varios factores, como por ejemplo:
  • El emplazamiento de los objetos simbólicos masculinos justo sobre las zonas erógenas de la modelo, apuntando hacia ellas, o al menos en posición claramente identificable con el estado de predisposición al acto sexual.
  • La posición relativa, las miradas, las expresiones faciales y los ademanes de ambos modelos que emulen actitudes propias del cortejo o la seducción y faciliten al inconsciente la transición hacia una simulación metafórica del acto sexual.

Estos son los tres puntos indispensables que todo anuncio que haga uso de estas técnicas tiene que emplear para lograr la reacción inconsciente en el lector.

El paseo de la ejecutiva por la mesa del consejo de dirección

La eficacia total no existe en publicidad subliminal

Como siempre ocurre en el caso de la publicidad subliminal nadie puede asegurar que la eficacia de estas técnicas sea del 100%. Ya hemos discutido esto en los comentarios asociados a los artículos anteriores de la serie. Creo que el símil que yo usaba era que para recoger primero hay que sembrar; y en efecto, parte de la semilla no germinará. No todos los lectores son iguales. No todos los días una persona se encuentra igual de susceptible o de impresionable.

Lo que es indiscutible es que anunciantes y agencias han recurrido y siguen recurriendo a estas técnicas de forma asidua, como espero que demuestre la abundante exposición de casos, tanto pasados como presentes.  Os espero en la próxima entrada sobre sexo y publicidad subliminal.

Infografía sobre los métodos para el uso del sexo en la publicidad

(1) La expresión simbolismo freudiano se viene usando desde la popularización de los trabajos de Sigmund Freud (1856-1939) sobre interpretación de los sueños, pero en realidad el uso metafórico de imágenes u objetos con significado sexual es tan viejo como la misma civilización. Por ejemplo en la literatura picaresca medieval se aludía a la zona genital femenina como un prado, un bosque, un claro, un jardín que hay que cuidar, un campo que hay que arar…

Comments

So empty here ... leave a comment!

Deja tu comentario aquí:

Sidebar



A %d blogueros les gusta esto: