Entradas recientes: Eloy Caballero

    Tocino y velocidad

    Tocino y velocidad

    Va uno soltando amarras, así, como quien no quiere la cosa En un pispás, adiós al paraíso de la infancia, al país de Nunca Jamás Allí seguirá Peter Pan, jugando al poliladra y al churro, churrera Sacando frendis del redondel con su chavo de hierro Y cambiando estampas de animales y futbolistas Con la nueva […]

    Radio Marte

    Radio Marte

    A la hora de la comida En Radio Marte Dan el parte Cuentan cosas de la vida De la gente del planeta rojo Eligieron cosmo-papa Se arregló la pata un cojo Se cosechó la patata Se puso el alma en remojo En nuestra terraza con vistas al ecuador sintonizamos la onda y hacemos traza de […]

    O sea, flipo

    O sea, flipo

    ¿Qué? Lombrices en las cejas y tocino en el alma Boinas en los pies y humo en la camisa Grasa en las rodillas y vermú para el perro Churros en el aire y asfalto en la cocina Sed, mucha sed Urracas que van a la peluquería Gafas de culo de vaso que muestran la verdad […]

    Vienen cabras en tropel

    Vienen cabras en tropel

    Por entre los cartones viejos de la abadía Por las ventanas rotas de la nunciatura Por las huertas de melones y sandías Por las avenidas de la amargura Por los huecos de los ascensores quejumbrosos Por los soportales de la plaza principal Por las pensiones de la carretera general Por las almenas de los torreones […]

    Imposible el agua

    Imposible el agua

    Agua imposible en el amanecer del siglo. Emana un sentimiento de pena y decidido estoy a anotarlo todo. Sí. Para luego contarlo, pues que otra pobre cosa puede hacer un gacetillero. Imposible el vino de ese color verde. Añadas venenosas que crecen en las cepas del sueño anotado. Sopor de vasos a medio terminar, turbios […]

El día de los coches azules: color y publicidad

Color y publicidad para subirse al carro del ganador

El día siguiente a la celebración de las elecciones generales de 2011 en España, la publicidad de la prensa escrita revelaba en general un abundante colorido de tonos azules. El partido político triunfador tiene precisamente el azul como su color distintivo, frente al rojo que es el del otro partido mayoritario y que en esta ocasión ha sufrido una severa derrota.En principio no tiene por qué haber necesariamente una relación entre estos dos hechos, pero color y publicidad son dos elementos cuya relación ya hace mucho tiempo que no se deja al azar.

En este caso no hablamos de aprovechar las cualidades perennes que se atribuyen a un color, o a una asociación de colores en particula, sino de aprovechar un determinado momento en el que los ánimos del inconsciente colectivo de un país se encuentran predispuestos favorablemente a un determinado color. Se trataría de una asociación inconsciente de ideas que aprovecha el mecanismo de la transferencia psicológica y en este caso el mecanismo que realizará la función de enganche entre el producto anunciado y el estado de ánimo favorable será el color.

Coches azules para coincidir con el color del equipo ganador

Color y publicidad: elementos de enganche

A través del uso de imágenes coloreadas o encuadradas en ambientes en los que predomina el mismo tono que el del partido ganador, se espera que el consumidor haga una asociación inconsciente entre los sentimientos positivos que resultan de la victoria (alegría, celebración, optimismo, expectativas de futuro) y el consumo del producto que se anuncia.

Las elecciones generales son una ocasión única, en el sentido de que todo el país se moviliza y se sugestiona en los días anteriores con la habitual llamada al voto. De esta forma los comicios adquieren un carácter de “encuentro” o “contienda” entre los partidos más importantes, cuyos resultados son luego profusamente analizados por los medios de comunicación y juzgados finalmente en términos de ganador y perdedor. La función que desempeña la “transferencia” es evidente en los anuncios basados en famosos o celebridades, es decir personas que han logrado una cierta reputación, una cierta fama (no siempre tiene que ser buena, hay ciertos productos a cuya promoción le puede ir bien la mala fama). En definitiva son triunfadores que “transfieren” inmediatamente esas características ganadoras al producto que anuncian. El consumidor realiza una asociación inconsciente del tipo: “si yo uso ese producto, soy como ese triunfador”.

Aquí no se trata exactamente de una “transferencia” de cualidades del partido ganador al producto (que también), sino que se intenta sobre todo aprovechar el estado emocional (bajada de la guardia racional) derivado del triunfo para colar la identificación entre esos sentimientos positivos y el consumo del producto  a través de la equivalencia simbólica que representa el color azul.

Transferencia a nivel inconsciente

Algún lector podrá estar pensando ahora que esto no va con él, y que desde luego él no es así de simple. Otros pensarán que esto no son más que elucubraciones y que ninguna agencia de publicidad se preocupa de estos mecanismos tan rebuscados. Nadie se tiene que poner a la defensiva. Se trata de otro más de los mecanismos inconscientes de nuestro cerebro, que las agencias de publicidad exprimen con su habitual sagacidad.

Coches azules por tierra, mar y aire: asociarse al color ganador

El inconsciente, que es como un sistema operativo arcaico de “bajo nivel”, toma el control en las situaciones de supervivencia, o que pueden influir en la mejora de las condiciones de vida o el estatus, y se apercibe mucho antes que el cerebro racional de las ventajas de todo tipo que se pueden derivar de una asociación con el triunfador. ¿Se podría considerar publicidad subliminal? Por un lado está claro que contiene un mensaje sutil dirigido al inconsciente, y desde ese punto de vista es una técnica subliminal. Pero por otro lado el mecanismo de la asociación por colores es tan inocuo que cuesta considerarla publicidad subliminal, sobre todo cuando se compara con los casos verdaderamente “heavies”.

En el video que acompaña a esta entrada se ve una serie de imágenes recogidas de la prensa española en varias fechas señaladas:

  • El día siguiente a las elecciones generales del 20 de noviembre de 2011
  • El día siguiente a las elecciones municipales celebradas en marzo de 2011, en las que el partido ganador fue también el azul.
  • En otras fechas próximas a estos eventos.

Llama la atención la profusión de los tonos azules justo el día siguiente a la victoria del partido “azul”. También se observa en algunos casos que corresponden a fechas intermedias entre marzo y noviembre de 2011 una cierta disposición de la información y la publicidad, que parece predisponer al sujeto perceptor del mensaje para asociar los colores azules de esos productos al partido ganador.

Es especialmente llamativo el caso de la publicidad de coches, dónde algún anunciante hila tan fino que incluso discrimina la tonalidad azul según la “línea editorial” o ideología del periódico en cuestión, de modo que en un periódico del lado “rojo” (perdedor en este caso) ni siquiera se molesta en colorear de azul los coches, quizás para evitar posibles efectos adversos por enfado o estado emocional negativo del lector habitual, mientras que este mismo anunciante si colorea de azul en todos los demás periódicos. En las imágenes que componen el video se ha procurado eliminar todas las referencias a marcas y partidos políticos puesto que lo que buscamos es simplemente el análisis del fenómeno publicitario. Disfruten del video y estén atentos a próximos artículos sobre publicidad subliminal.

Safe Creative #1111300632866

Comments

This post currently has 2 responses

  • Yo creo que estas hablando de asociacion de ideas. Hay una serie de TV que se llama Mad Men en la que se cuenta muy bien como se planteaba este tema en los comienzos de la TV. Las agencias de publicidad tenian que estar atentas por si ponian el anuncio de su producto justo despues de una noticia negativa. Os recomiendo la serie. No tiene desperdicio.

    • Gracias por el comentario, Pello. Hemos tardado en responder los últimos comentarios por un problema con el captcha, que dejó de funcionar y hemos estado recibiendo spam desde cuentas de facebook a razón de un comentario basura cada cinco minutos. Bueno, ya está arreglado.
      Si, claro. Conozco la serie Mad Men y recuerdo esas escenas de las que hablas. La técnica de la asociación de ideas, como tú dices, o de la transferencia psicológica como digo yo un poco más pedantemente en el artículo, intenta asociar el consumo del producto promocionado a un sentimiento positivo provocado por identificación con los vencedores, con los triunfadores. Se puede plantear de muchas formas y seguiremos analizando casos en futuros artículos. No dejes de visitarnos.

Deja tu comentario aquí:

Sidebar



A %d blogueros les gusta esto: