Entradas recientes: Eloy Caballero

    El hombre que midió la Tierra

    Querido hijo: El progreso de mi ceguera es ya innegable y me temo que irreversible. Esta mañana me visitó de nuevo Afar, el médico del faraón y tras diagnosticarme una subida de agua a los ojos, me ha prescrito un tratamiento a base de polvos de galena y granito que sobradamente sé que no tendrá […]

    Neoplatonismo e imagen

    En esta infografía he intentado recoger los principales postulados neoplatónicos referentes a la vista como sentido principal, al viaje del alma en la encarnación, al fenómeno del enamoramiento, al mal de ojo y a la importancia de las imágenes en los procesos de comunicación e influencia sobre los otros.

    Planeta de exilio

    Lo admito. Para ser un planeta de exilio, O-Beja no está nada mal. A la parienta y a mí empezaron echándonos de nuestro pueblo de siempre, Villanueva del Carajal, porque guisábamos caracoles en salsa algunos domingos. Sí, hombre, sí, caracoles a la manera de La Mancha manchega, con picante y chorizo. En aquella época ya […]

    El mediador cósmico

    El mediador cósmico es un tema del arte antiguo común a Mesopotamia y Egipto, y se extiende desde el milenio IV a.c. hasta la época del apogeo persa del siglo V a.c. Se puede encontrar en inscripciones y relieves normalmente asociados a templos o lugares sagrados.  Un dios, o un héroe domina a dos leones […]

    Dos problemas temporales: duración y simultaneidad

    Poincaré identificó en 1898 los dos problemas fundamentales relativos al tiempo como magnitud física clásica con una dimensión escalar: El problema de la duración: ¿Es un minuto de hoy igual que un minuto de hace diez millones de años? El problema de la simultaneidad: ¿Es el ahora de aquí igual que el ahora de la […]

Recursos en red: almacenamiento en la nube

Almacenamiento en la nube con conexión a internet

Desde hace ya varios años se viene observando una tendencia de crecimiento imparable en la oferta de recursos en la nube, es decir, servicios digitales que sólo requieren una conexión a internet y un ordenador con navegador.

Casi cualquier tarea de ofimática, diseño y cálculo se puede acometer ya sin tener instalado en nuestro ordenador/computadora local más software que uno de los navegadores habituales: Internet Explorer, Firefox, Google Chrome…

Además lo que comenzó principalmente como una oferta de correo-web y servicios de software se ha transformado ya claramente en una oferta de almacenamiento “en la nube”, de forma que deja de ser imprescindible andar de un lado para otro con los discos duros externos, las llaves de memoria, las tarjetas…

La buena noticia es que, en su mayor parte y a nivel de usuario, se trata de servicios totalmente gratuitos, como los de Google o Microsoft, o bien existen versiones gratuitas de gran utilidad, como Evernote o Dropbox.

Aunque se trata de servicios muy conocidos, no podemos dejar de hacer una mención a ellos, describir sus características fundamentales y dejarte un enlace para el caso de que quieras probarlos o empezar a utilizarlos. Los que yo te menciono aquí los he probado personalmente y me parece que valen la pena.

Importante: la contraseña

El acceso a estos servicios requiere simplemente que proporciones un usuario y una contraseña y en este punto es importante recordar la importancia de elegir correctamente la contraseña para estar protegidos frente a posibles ataques de hackers desalmados, que los hay.

Olvídate de las contraseñas simples, que lleven tu nombre, tu fecha de nacimiento, o cualquier otro dato que pueda dar pistas al hacker. Ellos manejan software muy elaborado y tienen diccionarios de contraseñas que trabajan sin descanso probando combinaciones. Por ejemplo es muy habitual que un usuario elija como contraseña su nombre propio ( o su apellido) seguido de su fecha de nacimiento, y lo peor es que tiene la sensación de que se trata de una contraseña “fuerte”, cuando es todo lo contrario.

Siempre se recomienda elegir una combinación de letras (mezclando mayúsculas y minúsculas) y números, y si es posible símbolos alfanuméricos del teclado (@#{[…etc) con una longitud mínima minimorum de 8 caracteres, pero cuantos más mejor.

Esto nos genera un nuevo problema, que es el de almacenar en un sitio seguro todas estas contraseñas, porque si estás pensando usar la misma para todos los servicios, eso no es recomendable, puesto que si un hacker rompe uno de ellos con una contraseña, intentará romper el resto con la misma por si acaso. Y un sitio seguro no es un archivo de Excel o de Word, aunque esté protegido a su vez con contraseña.

Almacenamiento en la nube

Pero dejamos para otro día la gestión de contraseñas, y hacemos ya la relación de servicios en la nube. Empezamos hoy con los servicios de almacenamiento y el sofware de ofimática que algunos de ellos llevan asociados.

Google docs y Google Drive

Normalmente lo primero es abrirse una cuenta de correo web, con cuyo usuario y contraseña podrás acceder a todos los servicios que te ofrece, que son múltiples y aumentan de un día para otro. Tienes Google Docs y Google Drive que están ligados y con los que puedes trabajar con documentos de ofimática editando textos, hojas de cálculo, presentaciones, esquemas…En el siguiente enlace tienes una visita guiada en la que podrás aprender los conceptos básicos de Google Docs.

Visita guiada por Google Docs

Y ahora el enlace a la página de entrada de Google Drive con un video explicativo. En este caso, puedes incluso instalarte una aplicación que crea una carpeta de acceso directo en tu ordenador/computadora, de modo que aparece como una más de las carpetas del sistema. La oferta gratuita de almacenamiento es de 5GB (a fecha de redacción de este artículo) y puedes optar por el pago de 2,5$ al mes para llegar a los 25GB.

Entrada a Google Drive

Hotmail y SkyDrive

Al estilo de Google, Microsoft también proporciona casi exactamente este tipo de servicios. Igual que en el caso anterior, sueles empezar con una cuenta de correo web Hotmail. Con ese usuario y contraseña podrás acceder a tu espacio de almacenamiento; también te podrás instalar una carpeta de acceso directo, y también podrás usar los servicios de software de hoja de cálculo, procesador de textos, presentaciones…etc

La oferta inicial de SkyDrive es de 7GB, pero realizan promociones de ampliación de forma frecuente y puedes llegar a conseguir hasta 25GB, que la verdad es que no está nada mal.

Página de entrada a SkyDrive

DropBox

Es un servicio sólo de almacenamiento en la nube. La oferta gratuita es de 2GB para comenzar, que es significativamente inferior a las ofertas de Google y Microsoft, pero existe la posibilidad de ir ampliando ese espacio de almacenamiento a base de conseguir nuevos usuarios;  por ejemplo si desde la página de DropBox invitas a una de tus direcciones de email a apuntarse, y lo hace, cada uno de vosotros recibe 125 MB. Con esta y otras estrategias se puede llegar a conseguir hasta 16GB de forma gratuita.

 Página de entrada a DropBox

En fin, esperamos que encuentres de utilidad esta información sobre almacenamiento en la nube. Habrá nuevos artículos dedicados a aplicaciones más específicas y te dejamos con este cuadro comparativo de servicios de la página de Microsoft.

Comparativa de servicios gratuitos de almacenamiento en la nube.

 

Comments

So empty here ... leave a comment!

Deja tu comentario aquí:

Sidebar



A %d blogueros les gusta esto: